miércoles, 26 de julio de 2017

ARTÍCULO: JOHN COLTRANE-LOS AÑOS ATLANTIC

JOHN COLTRANE: LOS AÑOS ATLANTIC:


No es ningún secreto para los aficionados a la música en general que el coleccionismo de vinilos a lo largo de los últimos años ha tomado un impulso inusitado e inesperado que ha cogido por sorpresa a la industria musical. Se han intentado dar algunas explicaciones a este fenómeno como que se trata de una moda puntual y pasajera, o que es una actitud perteneciente a unos cuantos “locos” y “románticos” de la música. Pero sin lugar a dudas y se trata de un hecho completamente constatable, los vinilos o elepés nunca habían desaparecido del todo (siempre se han producido ediciones o reediciones de LP y se han llevando a cabo ferias dedicadas al vinilo por todo el mundo), si a caso se podría decir que han vuelto, y que además lo ha hecho de forma contundente para quedarse por más tiempo de lo que alguno se podía esperar.

Esta “moda” de los vinilos ha traído consigo una alta producción de nuevas ediciones y de reediciones en todos los estilos de música a la que el jazz no se ha quedado ajeno. Dentro del basto campo de las reediciones se ha llevado a cabo una que los coleccionistas más fetichistas al jazz a buen seguro se deleitaran con la misma. El año pasado apareció publicado en una caja de 6 discos, John Coltrane The Atlantic Years In Mono, la reedición de algunas de las grabaciones que John Coltrane llevó a cabo para el sello discográfico Atlantic durante los años 1959, 1960 y 1961 (hay que recordar que Coltrane firmó un contrato con Atlantic después de finalizar su alianza con el sello Prestige). Esta reedición ha servido para dar a conocer de nuevo una de las etapas más interesantes en la carrera musical de Coltrane, la de las grabaciones Atlantic que de alguna manera se podía señalar que se trata del período intermedio en su carrera musical, es decir, el flanqueado por las iniciales grabaciones Prestige como sus años de formación musical, y el de las grabaciones con Impulse Records que supuso la creación cuarteto clásico y por ello el afianzamiento estilístico, creativo y musical de Coltrane.


John Coltrane, The Atlantic Years in Mono (Atlantic, 2016)


En esta nueva reedición no se presentan todas las grabaciones que Coltrane realizó para Atlantic, sino que tan solo se han publicado los trabajos (con sus correspondientes portadas originales) de Giant Steps (1960), Bags & Trane con Milt Jackson (1961), Ole Coltrane (1962), Coltrane Plays The Blues (1962) y The Avant Garde con Don Cherry (1966), quedando fuera de la misma los discos My Favorite Things (1961), Coltrane Jazz (1961) y Coltrane´s Sound (1964). Estos tres últimos discos no se han incluido debido a que los masters originales se perdieron en un incendio lo que imposibilitó su inclusión en esta caja. Es por ello que hay que advertir a los aficionados que esta reedición no tiene en ningún momento la intención de ser completa y quien desee tener la discografía en su totalidad tendrá que acudir a la primera reedición en formato compacto que llevó a cabo este mismo sello discográfico en el año 1995 y referenciada como, The Heavywitght Champion, John Coltrane The Complete Atlantic Recordings, o la publicación por segunda vez en el año 2000 de este mismo material, reedición en un formato diferente y en una edición limitada de tan solo 3000 unidades (estas ediciones recogían todas las grabaciones para Atlantic de Coltrane, incluyendo un buen número de tomas inéditas, en estricto orden cronológico y ofreciendo un disco entero de pistas alternativas).


John Coltrane, The Heavyweight Champion, The Complete Atlantic Recordings (Atlantic, 1995)

La música que el aficionado encontrará en el período Atlantic forma parte del desarrollo musical y sonoro que a finales de los años 50 y principios de los años 60 estaba llevando a cabo John Coltrane. Atlantic es el paso intermedio del músico aprendiz y promesa de las grabaciones Prestige al músico completo y maduro del sello Impulse. En Prestige Records Coltrane grabó un elevado número de sesiones como músico acompañante lo que le posibilitó dar muestras de un enorme talento musical y le abrió las puertas para ser contratado por Prestige. En este sello discográfico el saxofonista se da a conocer no solo como músico y compositor, sino también como un excelente baladista. El propietario de Prestige, Bob Weinstock, era partidario de llevar a cabo un elevado número de sesiones y de extraer de las mismas el máximo rédito musical publicando varios discos de cada sesión.

Los años finales de 1950 son momentos extraordinariamente convulsos para Coltrane (tanto a nivel personal como musical), pues participa de las famosas y maratonianas sesiones para Prestige que Miles Davis tuvo que llevar a cabo para poder grabar con Columbia y que dieron como fruto cuatro discos imprescindibles de cualquier discoteca de jazz que se precie, Cookin' (1957), Relaxin' (1957), Workin' (1958) y Steamin' (1961); Miles Davis lo despidió por conducta indecorosa y poco profesional; toca en el cuarteto de Thelonious Monk durante seis meses, etapa ésta especialmente provechosa pues Coltrane aprende de primera mano de uno de los grandes arquitectos musicales como era Monk y en donde su sonido se vuelve más contundente, aprende a tocar muchas notas pero una de forma más ordenada y sus solos crecen en intensidad y en extensión; regresó al grupo de Miles Davis a principios de 1958 y es la época en la cual el crítico de jazz Ira Gitler (en las notas de la carpetilla del disco Soul Trane para Prestige) acuña la famosa expresión “láminas de sonido” (conocidas como sheets of sound), una forma de desarrollar música novedosa por esos tiempos en donde junto a una portentosa sonoridad Coltrane desarrollaba unos solos en donde emplea líneas de improvisación recargadas de sonoridades que emitía a una extraordinaria velocidad, una catarata de notas en todos los registros (tanto agudos como graves) y que resultaba ser una marea de sonido vertiginoso. Esa forma de improvisar Coltrane la aprendido de su breve estancia con Thelonious Monk y la perfeccionó en el grupo de Miles Davis (y la desarrolló y la puso aún más de manifiesto en las grabaciones Atlantic), una formación que le sirvió para poner en práctica sus recursos y que en la famosa gira de Miles Davis en el año 1960 por Europa (la primera vez que Coltrane visitó el continente europeo) en algunas ciudades, Coltrane tras sus terroríficos y extenuantes solos, era silbado y abucheado; en la primavera de 1959 Coltrane participa en las sesiones de creación de una de las obras capitales del jazz, el afamado Kind of Blue y su jazz modal; así como que Coltrane empieza a independizarse de forma casi definitiva de Miles Davis y lo hace dejando el grupo nada más llegar a Estados Unidos tras gira de Europa junto a Miles en 1960.



The Miles Davis Quintet, Cookin´, Relaxin´, Workin´, Steamin´ (Prestige, 1957, 1957, 1958 y 1961)

La primera sesión de grabación con Atlantic se llevó a cabo el 15 de Enero de 1959 junto al vibrafonista Milt Jackson, el pianista Hank Jones, el contrabajista Paul Chambers y el baterista Connie Kay, unas grabaciones que no vieron la luz hasta el año 1961 bajo el título Bags & Trane y que supuso la cuarta grabación cronológicamente hablando para Atlantic. El primer disco como líder absoluto lleva un título importante y significativo Giant Steps y apareció en el mercado discográfico en Enero de 1960. Este disco estuvo conformado por dos sesiones de grabación del 4 y 5 de Mayo y una del 2 de Diciembre de 1959, y a pesar de que hubo dos títulos de este disco que ya habían sido grabados en Marzo de 1959 pero no formaron parte de la edición original sino que fueron publicados en un elepé en el año 1974 bajo el nombre de Alternate Takes y que tal como señala su título era una recopilación de tomas alternativas de diversas sesiones de grabación para los discos Giant Steps, Coltrane Jazz y Coltrane's Sound. Giant Steps fue un proyecto altamente experimental, muy especialmente a nivel armónico y en donde Coltrane sigue desarrollando sus famosas “láminas sonoras” así como ejecutando unos solos terroríficos en un tempo extraordinariamente rápido y contundente. En esta grabación Coltrane va a poner las bases de algunas de las características del período Atlantic, unas excepcionales facultades para los arreglos, un tratamiento diferente en la forma de desarrollar la melodía, un gusto exquisito por el blues (lo que propició la publicación del disco Coltrane Plays The Blues de 1962) así como la constatación de unas grandes dotes para la composición. En Giant Steps todos los temas son propios del saxofonista y deja títulos emblemáticos en la discografía del saxofonista como el mismo que da nombre al disco, “Naima” o “Countdown”.



John Coltrane, Giant Steps (Atlantic, 1960)


Hay que esperar hasta Febrero de 1961 para ver su segunda grabación como líder en Atlantic, Coltrane Jazz, un disco cuyas sesiones de grabación pertenecían al año 1959 con la salvedad de un tema que era de 1960. En Coltrane Jazz  la formación que le acompañaba es la sección rítmica de Miles Davis, es decir, Wynton Kelly al piano, Paul Chambers al contrabajo y Jimmy Cobb a la batería pero con la particularidad que en el tema grabado en 1960 ya aparecen algunos de los miembros del cuatro clásico de Coltrane en Impulse Records, McCoy Tyner al piano, Steve Davis al contrabajo y Elvin Jones a la batería, un disco que era continuista a nivel musical de lo publicado en Giant Steps.

Atlantic permitió a Coltrane llevar a cabo un elevado número de sesiones de grabación para confeccionar sus grabaciones y prueba de ello es que muchos de los discos están compuestos por diversas fechas de entrada a los estudios, a la vez que le permitió considerables períodos de inactividad musical. Hay que recordar que por esas fechas Coltrane sigue tocando para Miles Davis y lleva a cabo la famosa gira del verano de 1960 por Europa junto al trompetista y su grupo. Unos conciertos que demostraron que el sonido de Coltrane estaba extraordinariamente avanzado y en busca de nuevos retos musicales, una circunstancia que parte del público europeo no llegó a entender pues esperaban oír el sonido de Coltrane de las grabaciones Prestige tanto a su nombre como a nombre de Miles Davis, pero el Coltrane de Europa hacía muchos años que había dejado atrás el sonido Prestige y andaba en la búsqueda de un nueva manera de expresarse y principalmente de entender y de relacionarse con la música, Coltrane iba incrementando a pasos agigantados su estilo interpretativo y su sonoridad.

Durante esta época también se produce un hecho significativo en la carrera musical de Coltrane pues a principios del año 60 empieza a practicar y posteriormente a grabar con el saxo soprano (instrumento que simultaneo de forma regular con el saxo tenor a mediados de los años 60). Por esas fechas el saxo soprano era un instrumento que prácticamente no se utilizaba, parece ser que Coltrane lo tocaba en público después de haber encontrado uno olvidado en un coche por un músico que hacía autostop. A través de ese instrumento el saxofonista llevó a cabo una obra maestra para la posterioridad con el tema “My Favorite Things” para el nombre del mismo álbum del año 1961 (y tercero para el sello Atlantic), una composición sobre el cual llegó a confesar el propio saxofonista que era una de sus piezas favoritas entre todo lo que había grabado. Para Coltrane ese vals con un sonido oriental tenía algo de especial tanto si el mismo se tocaba de forma lenta como si se tocaba de forma más rápida. My Favorite Things contenía la formación de McCoy Tyner, Steve Davis y Elvin Jones y estaba conformado por temas provenientes del cancionero popular de Cole Porter, George & Ira Gershwin o de Oscar Hammerstein & Richard Rodgers y además no contenía ninguna composición original de Coltrane. Este disco supuso una búsqueda sonora tendente a la modalidad por parte no solo de Coltrane sino también del grupo, muy especialmente de McCoy Tyner. Señalar a modo informativo que en la reedición en elepé de John Coltrane The Atlantic Years In Mono se acompaña una réplica de un single de 7 pulgas con los temas de “My Favourite Things (Part I)” y “My Favorite Things (Part II)”, por extrañas circunstancias estas tomas no aparecieron en la edición completa de las grabaciones Atlantic en el año 1995 y por su puesto tampoco en la posterior reedición del año 2000.


John Coltrane, My Favorite Things (Atlantic, 1961)


A finales de 1959 una de las sensaciones musicales del momento fue la aparición del cuarteto sin piano de Ornette Coleman en Nueva York. Coleman también grabaría como líder para Atlantic y en el mismo dejó algunas de las mejores grabaciones de su discografía a la vez que ponía los fundamentos del estilo avant-garde. Coltrane quedó profundamente impactado por el planteamiento de hacer música sin piano o sin ningún instrumento armónico, y la influencia de estas ideas interpretativas dio como fruto el disco en coautoría junto al trompetista Don Cherry The Avantgarde de 1966. Coltrane eliminó el piano en las dos sesiones de grabación de 1960 que realizó para confeccionar el repertorio del disco (compuesto por temas en su mayoría de Don Cherry y Ornette Coleman) y contó con la presencia de músicos que habían participado de las ideas de Coleman, en concreto Charlie Haden al contrabajo y Ed Blackwell a la batería. Este disco no presenta ideas rompedoras ni arriesgados planteamientos a nivel musical tal como había llevado a cabo en su momento Ornette Coleman, de hecho, Coltrane no acabó muy contento con el planteamiento de tocar sin pianista, hasta el punto de llegar a afirmar que la presencia de McCoy Tyner hacía que se olvidará de la armonía a la vez que le daba alas para poder volar musicalmente.

El resto de discos para Atlantic, Coltrane Plays the Blues, Coltrane's Sound, y Coltrane Legacy (éste publicado en el año 1970) se llevan a cabo en sesiones de grabación muy cortas en el tiempo a finales de 1960 a excepción del álbum Ole que se graba a inicios de 1961 aunque el mismo se publica en el año 1962. En estas grabaciones Coltrane perfila mucho más el sonido del saxo soprano, dotándolo de una personalidad afilada y pronunciada, un instrumento que convierte en habitual y que combinará junto al saxo tenor. Coltrane ya no se encuentra obsesionado por la técnica ni el estilo, sino por el sonido. Significativo es el titulo de la grabación publicada en 1964, Coltrane's Sound, en donde el saxofonista hace una declaración de intenciones en cuanto a la búsqueda de un sonido y de una sonoridad que permitiese a los aficionados apreciar la mayor o menor intensidad del discurso musical del saxofonista. Coltrane tocaba cada más fuerte, con más potencia y sus solos eran más sostenidos en el tiempo debido a la gran cantidad de notas que desarrollaba.


John Coltrane, Olé Coltrane (Atlantic, 1962)


Uno de los discos más interesantes de este período (y también menos valorado) es el referenciado como Olé Coltrane de 1962 y realizado en la última sesión de grabación para Atlantic en 1961. Históricamente este disco fue grabado dos días después de sus primeras sesiones para Impulse Records con la formación habitual de Coltrane y el añadido de Reggie Workman, Eric Dolphy (en la contracubierta del disco apareció bajo el seudónimo de George Lane debido a problemas contractuales) y Freddie Hubbard. Dolphy era otro músico que al igual que Coltrane estaba obsesionado con la música y la manera en que la misma repercutía. Un músico al que Coltrane tenía un gran aprecio y tenía enorme interés por incluirlo en su grupo. Olé Coltrane se trata de un disco confeccionado por arduos esquemas rítmicos y complicadas estructuras sonoras que dio como resultado una sesión de tan solo tres temas llena de hard bop y avant-garde. El mismo se encuentra marcado por el tema de dieciocho minutos de duración “Ole” en donde Coltrane demuestra todo su poderío sonoro en el saxo soprano y donde se encuentra acompañado de una sección rítmica a base de dos contrabajistas. De alguna forma esta última grabación para Atlantic ya insinuaba algunas de la ideas que iba a desarrollar en Impulse en los años venideros.

No hay duda que los tres años de grabaciones que llevó a cabo John Coltrane para Atlantic sirvieron para el desarrollo de uno de los músicos más importantes en la historia del jazz a consecuencia de todos los avatares y circunstancias que vivió. Las aventuras sonoras de Coltrane no finalizaron con Atlantic, sino que tuvieron una continuidad importante en Impulse Records, pero sin duda alguna esa es otra historia.



NOTA:

El presente artículo se publicó en la revista de jazz Más Jazz.

2 comentarios:

  1. Felicidades por el artículo.Periodo Coltreniano interesantísimo y discos para escuchar/rescuchar de forma continuada para disfrute en grado sumo; fui a toda pastilla a buscar "My Favorite Things " en la caja y cierto no está.Respepto a la reseńa de los pitidos a Coltrane recomiendo Miles Davis "Live in París" (21marzo/ 11octubre 1960), (fremaux&associes) donde se aprecian claramente y que me fui a adquirir después de escucharlo en "Jazz porque si " de mi querido y ańorado " Cifu ".Saludos Coltrenianos .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario y me alegro que te guste el artículo.
      Un saludo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...